Suelos de vinilo y tarimas vinílicas: Mantenimiento y limpieza

Suelos de vinilo: mantenimiento y limpieza

Suelos de vinilo: mantenimiento y limpieza pavimentos arquiservi

Los suelos de vinilo o tarimas vinílicas son el presente y el futuro. Y uno de los motivos por los que esto es así, además de su calidez, facilidad de instalación, acabados, etc., es su cómodo mantenimiento.

¿Cómo limpiar un suelo de vinilo?

Para mantener tus suelos de vinilo impecables, y eliminar la suciedad y el polvo del día a día, basta con que pases la escoba o la aspiradora.

Si necesitas hacer una limpieza un poco más profunda, lo más recomendable es emplear una fregona o mopa humedecida. En el caso de marcas como Quick-Step, encontramos productos especialmente creados para ello. Esta firma nos recomienda mezclar dos tapones de su agente limpiador Livyn con agua tibia.

¡Importante! Como has visto, para limpiar los suelos de vinilo se puede utilizar casi cualquier tipo de utensilio habitual, salvo máquinas de limpieza a vapor.

¿Cómo acabar con las manchas de los suelos de vinilo?

Si tus hijos han decidido que el suelo es su mejor lienzo o se te ha caído algún líquido,  no te preocupes, los suelos de vinilo se limpian con gran facilidad.

  • Derrames: Utiliza un paño o papel absorbente para recoger el fluido.
  • Manchas de rotulador, bolígrafo…: Frota la mancha con un paño impregnado en acetona y verás como ésta desaparece.

En todo caso, aunque estos suelos son auténticos todoterreno, conviene limpiar lo más pronto posible la suciedad. Cuanto menos tiempo se deje, menos posibilidades habrá de que los daños sean permanentes.

Sin comentarios

Comentarios

Tu dirección de email no será publicada.